Cultura

Cosas que los LGBT+ no pueden hacer con total libertad en público, como los heteros



¿Los LGBT+ realmente tenemos libertad? ¿Por qué nos da miedo hacer ciertas cosas en público que los heterosexuales hacen sin preocupación?

Es cierto que los derechos de la comunidad LGBT+ han tenido un avance importante, pero ¿esto lo vemos en la realidad o solo queda en palabras? Aquí en Cosa de Chicos hemos reportado en numerosas ocasiones agresiones y crímenes de odio derivados de la orientación sexual de las personas. Por esta razón es que nos pusimos a pensar en esas cosas que los heterosexuales pueden hacer sin inconvenientes y los LGBT+ no.

Mostrar afecto en público sin riesgo de agresión:

Es muy común ver a parejas heterosexuales dándose muestras de cariño de forma pública. En cambio, aún en nuestra sociedad, las parejas LGBT+ que se dan un beso, abrazo o cualquier expresión de amor en público suelen ser juzgadas. En el peor de los casos llegan a ser agredidos solo por demostrar sus sentimientos.

Practicar deportes sin miedo a la discriminación:

En el ámbito deportivo la comunidad LGBT+ ha sido marginada. A pesar de que muchos atletas, jugadores de futbol y personalidades del deporte en general han salido del clóset, la homofobia sigue latente. Y aunque algunos clubes se han mostrado incluyentes, muchos prefieren mantener oculta su orientación sexual, por miedo a la discriminación y a ser expulsados de su profesión.

Casarse:

México es el único país de América del Norte en no reconocer el matrimonio igualitario a nivel nacional. Actualmente es legal en catorce estados de la República; en los otros debe tramitarse un amparo para poder hacerlo. Esto pone a los LGBT+ en una situación desigual en contraste con las parejas heterosexuales que pueden casarse sin obstáculo alguno.

Expresar su orientación sin temor:

Un heterosexual difícilmente; si no es que nunca; oculta su orientación sexual, pero los LGBT+ a veces se ven forzados a hacerlo. Aunque existen personas muy valientes que se expresan libremente pese al riesgo de ser discriminados, otros no pueden hacerlo pues pueden poner en peligro su integridad. Si esto no fuera así nadie tendría que salir del clóset.

Tener un estilo propio libre de prejuicios:

Dicen que cada quién se puede poner lo que le plazca, ¿en serio? No es cierto, esto es superevidente entre los travestis y personas trans. En el día a día reciben críticas y a veces agresiones por vestir como ellos quieren. Y en general algunos miembros de la comunidad LGBT+ son juzgados cuando no usan ropa acorde a los estereotipos de género impuestos por la sociedad.

Presentar a su pareja sin miedo al rechazo:

Presentar a nuestro nuevo novio o nueva novia siempre provoca nervios. Pero cuando eres LGBT+, a parte del nerviosismo, viene el miedo a sufrir rechazo por parte de nuestra familia, nuestros amigos o el entorno laboral. El amor es amor, no importa a quién hayas decidido amar.

Ligar en cualquier lado:

Si estás en un antro hetero y eres LGBT+ no tienes la libertad de ligar como lo haría un heterosexual. Y no es que esté mal hacerlo, puedes… el problema es que cuando esto ocurre algunos bugas reaccionan de forma violenta. Lo curioso es que muchos hombres heterosexuales sí lo hacen con las lesbianas, y en muchas ocasiones de forma insistente.

Y tú, ¿cómo te has sentido?

Comentarios

Most Popular

Quis autem vel eum iure reprehenderit qui in ea voluptate velit esse quam nihil molestiae consequatur, vel illum qui dolorem?

Temporibus autem quibusdam et aut officiis debitis aut rerum necessitatibus saepe eveniet.

Copyright © 2015 The Mag Theme. Theme by MVP Themes, powered by Wordpress.

To Top